Envíos caídos en rezago

Los envíos postales y encomiendas que no pudieron ser entregados al destinatario, y que no cuentan con datos suficientes para individualizar y devolverlos a sus remitentes, serán declarados caídos en rezago.

Los operadores de servicios postales deben agotar todas las instancias necesarias para la entrega de correspondencia al destinatario así como al remitente; cumplir con los plazos mínimos para realizar el procedimiento de rezago; mantener a disposición de Enacom la documentación que acredite tales circunstancias; gestionar ante Enacom la solicitud de rezago y proceder a la entrega del envío postal a su costo si del acto de apertura surgieran elementos suficientes que permitan la localización del remitente.Enacom, una vez recibida la información brindada por el prestador, fijará lugar, fecha y hora de realización del procedimiento de apertura, designando los funcionarios que participarán en carácter de veedores.

Para poder iniciar el procedimiento de rezago deben tenerse en cuenta los plazos que se indican a continuación, contados a partir de la imposibilidad de entrega: CUATRO (4) meses para los envíos postales en general. Un (1) mes para las encomiendas. Aquellos envíos postales, que por sus signos exteriores permitan suponer que contienen elementos perecederos o de fácil descomposición, así como también los que presenten filtraciones o se encuentren en condiciones inconvenientes para su almacenamiento, deberán ser sometidos al procedimiento de rezago en forma inmediata, previa solicitud a Enacom, para que disponga la intervención de los veedores designados al efecto. 

Cuando en el interior de los envíos postales no se encuentre objeto de valor alguno se procederá a su inmediata destrucción (tanto del sobre como de su contenido).Los Documentos de Identidad de cualquier naturaleza, serán enviados a los organismos competentes (Registro Nacional de las Personas, Policía Federal Argentina, etcétera), representaciones extranjeras (consulados o embajadas), o a las instituciones que correspondan.

Los artículos de valor que no hayan podido ser reintegrados serán remitidos al Banco de la Ciudad de Buenos Aires para su pública subasta (el proveído de ésta deberá ser ingresado a la Tesorería General de la Nación). El dinero y/o valores convertibles hallados deberán ser depositados en el área con competencia específica de Enacom para su posterior remisión a la Tesorería General de la Nación.

Por otra parte, Enacom determinará el destino de los elementos u objetos cuyo valor no justifique su subasta.Artículo Nº 20 - Ley de Correos Nº 20.216. Decreto Nº 151/74. Resolución CNCT 5/96 y Resolución CNC Nº 2504/03.