Acerca de los contratos

Existen distintas modalidades de recarga y diferentes medios habilitados por las empresas prestadoras del Servicio Móvil.

Entre las más frecuentes podemos mencionar las tarjetas de recarga, a través de las cuales los usuarios pueden cargar crédito a su línea móvil. Los valores disponibles de tarjetas son típicamente entre $15.00 y $50.00, dependiendo del operador de telefonía móvil. Comúnmente éstas pueden adquirirse en kioscos, estaciones de servicio, supermercados, locutorios, agentes oficiales y oficinas comerciales.

Existen, asimismo, modalidades de recarga virtual. Por lo general, las empresas prestadoras del servicio tienen habilitadas modalidades de recarga a través de sus sitios institucionales que permiten la recarga a través de pagos con tarjeta de crédito y también ciertas empresas adheridas, como redes de cajeros para la recarga a través de débito u otros medios electrónicos de pago.

El crédito de cada recarga tiene una vigencia que varía de acuerdo con las promociones ofrecidas por los operadores. Una vez finalizado el saldo disponible o llegado su vencimiento, la línea quedará sólo habilitada para recibir y efectuar llamadas a números gratuitos.